Archivos de la categoría ‘Cuestión Rural y ambiental’

Hidroituango

Publicado: 23 mayo 2018 de semilleromemoriaypolitica en Colombia, Cuestión Rural y ambiental

Imagen en el mensaje

Brigitte Baptiste

Una serie de dramáticas coincidencias, que analizarán los expertos una vez logremos superar la situación, mostrarán una vez más la complejidad de la gestión del territorio expresada en todas sus dimensiones: la superposición de una temporada de lluvias dura, los eventos tectónicos, el mercado de tierras, la minería informal, las obligaciones contractuales y la programación de una obra titánica, la (in)sensibilidad normativa, la presión de diversos sectores de la opinión pública en plena recta final de las elecciones presidenciales. La tormenta perfecta.

(más…)

Anuncios

Lo que mal empieza

Publicado: 23 mayo 2018 de semilleromemoriaypolitica en Colombia, Cuestión Rural y ambiental

Imagen en el mensaje

 

Por Yohir Akerman

El caso del desastre de Hidroituango ha sido de todo, menos un desastre natural. Vamos desde el principio.

El 29 de diciembre de 1997, el entonces gobernador de Antioquia, Álvaro Uribe Vélez, ejecutó la Ordenanza No 35 de la Asamblea Departamental para crear la “Sociedad Promotora de la Hidroeléctrica Pescadero S.A.” definiéndola como una zona de reserva natural, turística y ambiental. (Ver Ordenanza No. 35).

Ahí nació este proyecto (más…)

El río

Publicado: 23 mayo 2018 de semilleromemoriaypolitica en Colombia, Cuestión Rural y ambiental

Imagen en el mensaje

 

Por Tatiana Acevedo Guerrero

En el marco de las disputas de casi una década alrededor de la construcción de Hidroituango habrá quien se imagine que estas se organizan en dos bandos: los unos, activistas, que quieren preservar la naturaleza prístina, y los otros, empresarios, que buscan transformarla con la represa y el desarrollo. Se trata, sin embargo, de todo lo contrario. De un lado de esta historia tenemos un proyecto de ingeniería para controlar el agua del río Cauca que la asume moldeable. Casi que por fuera del tiempo y el espacio nacional. De otro lado está la suma de voces críticas del proyecto, que afirman que estas aguas están cargadas de problemas (y pasado). No pretenden conservar un río, sino ser conscientes de todos los fenómenos, naturales y no naturales, que el Cauca encarna. (más…)

Hidroituango

Publicado: 23 mayo 2018 de semilleromemoriaypolitica en Colombia, Cuestión Rural y ambiental

Imagen en el mensaje

Por Javier Ortiz Cassiani

El Aro es un corregimiento de Ituango, municipio ubicado al norte del departamento de Antioquia. Hace poco más de 20 años llegaron al pequeño poblado unos 200 paramilitares, se instalaron con absoluto reposo y tuvieron varios días para violar, torturar y asesinar a su antojo. Al dueño de la única tienda lo dejaron amarrado a un árbol por largas horas y después le sacaron los ojos y el corazón. (más…)

Imagen en el mensaje

 

Por Germán Vargas G*

El inminente colapso de Hidroituango, y la caída del puente Chirajara, trajeron a mi mente el famoso artículo “A Lego approach to financial engineering” (1987), cuya referencia es sagrada para los sofisticados agentes financieros (y sus soberbios abogados).

Como antecedentes, la vía Bogotá-Villavicencio fue construida en los 70, y sus cierres son frecuentes por causa de los derrumbes y las crecientes. Riesgos que también fueron advertidos, durante la misma década, para la zona donde construyeron la presa. (más…)

2018/05/21

POR PABLO MONTOYA

Políticos y empresarios antioqueños hacen aguas por todas partes. Lo de Hitroituango (EPM y los gobernantes asociados a este megaproyecto) lo grita a grandes voces. Ya lo está gritando desde hace un tiempo con la deplorable situación ambiental de Medellín y su zona metropolitana. Lo está gritando con los vínculos manifiestos de honorables empresarios con el narcoparamilitarismo. Lo está gritando con la arrasadora burbuja inmobiliaria y la construcción de edificios con materiales obsoletos que se agrietan y se caen. Pero lo de ahora es, literalmente, el desbordamiento completo de la irresponsabilidad, la improvisación y la arrogancia con que estas gentes siguen manejando el rumbo de nuestro desequilibrio social.

El hecho de que Empresas Públicas, la venerable institución antioqueña que vela por el bienestar de los ciudadanos a través  de negociaciones y contratos sospechosos, sea la principal responsable de la tragedia de Hidroituango manifiesta con claridad una situación insoslayable: estamos ante un modelo de progreso que no es viable. Y las consecuencias de semejante equívoco lo corroboran con contundencia. El modelo empresarial antioqueño, y lo que hacen los políticos de turno, definitivamente no funciona. O funciona pero solo para el beneficio de unos cuantos.

La situación a la que ha desembocado Hidroituango es una calamidad inadmisible, teniendo en cuenta que es un proyecto de nuestros días. Los responsables han desconocido, en realidad, lo esencial. ¿Le pidieron permiso al río Cauca para hacer su gigantesca y aparatosa obra? ¿Le pidieron permiso a la tierra para horadarla? ¿Le pidieron permiso a las comunidades nativas para intervenir en sus territorios? Todo esto lo pasaron por alto estos tecnócratas frívolos, estos empresarios pedantes, estos políticos insensatos. Porque para ellos lo principal son las finanzas aunque digan, repetidamente, que su preocupación es el bienestar y la felicidad de los ciudadanos.  ¡Vaya bienestar el que nos proponen! Carcomido por el desastre ambiental, la corrupción política y la represión y asesinato de líderes populares.

Le puede interesar. Alfredo Molano: “Esta es la continuación de los asesinatos de la UP”

La sociedad civil, ante situaciones como estas, debe pronunciarse con fuerza a través de redes sociales, de marchas de protesta, de campañas implacables que lleven a la justicia a estos gobernantes y empresarios que se trajean de decencia y ahora semejan figurines de un sainete vergonzoso tirándose la pelota de la responsabilidad en el desacierto de Hidroituango.  Es hora de decir no más a tales señores que, desgraciadamente, rigen nuestros destinos y pretenden hacer lo mismo con el de la naturaleza. No queremos, en absoluto, la ventura impúdica y mendaz que nos quieren imponer.

https://www.revistaarcadia.com/agenda/articulo/hidroituango-tragedia-medellin-antioquia-pablo-montoya-critica/69330

Hidroituango, no es ficción

Publicado: 23 mayo 2018 de semilleromemoriaypolitica en Colombia, Cuestión Rural y ambiental

Imagen en el mensaje

 

Por Jairo Gómez

¡Última hora, última hora! Perifoneaban con insistencia por las calles de Cannes en el festival de cine que se realizó por estos días en Francia. Los cinéfilos adictos al séptimo arte y los críticos ahí presentes se devanaban los sesos para tratar de entender lo que estaba sucediendo.

Entonces, apareció una gran valla en la que se proponía una película de ficción de última hora para concursar por la palma de oro: “Hidroituango: crónica de una tragedia anunciada”, director: gobernador de Antioquia, Luis Pérez. Productor: Jorge Londoño, gerente EPM. Con el patrocinio de clase política antioqueña corrupta, y protagonizada por más de 120.000 humildes pobladores de cerca de diez humildes pueblos que quedaron al borde de desaparecer del mapa. (más…)

Interesante Animación

Publicado: 8 octubre 2017 de semilleromemoriaypolitica en Cuestión Rural y ambiental

https://www.facebook.com/182362452116590/videos/210686135950888/

Por: Huascar Salazar L.

Si se le sigue la pista a la obra general de Armando Bartra, nos encontramos con un recorrido en el cual se va construyendo una espléndida forma de entender a las sociedades campesinas de nuestro tiempo. Su “arriesgada y comprometedora apuesta política”  ha sido siempre la emancipación de los pueblos, pensándola desde la particularidad de nuestra realidad latinoamericana, donde habitan grandes contingentes de campesinos. Desde su trabajo La explotación del trabajo campesino por el capital, hasta sus más recientes textos en los que aborda la crisis civilizatoria que en la actualidad vivimos, Bartra nos ha convocado a pensar en la centralidad de las sociedades agrarias de nuestro tiempo, y no como aquello que habita en un “más allá subsemi o precapitalista”; los campesinos son tan hijos de este sistema como lo es la clase obrera y, por tanto, son también forjadores de futuros posibles, derecho que se ganaron a pulso. Con él también hemos aprendido que si lo que nos ocupa son los campesinos, debemos romper con nuestros esquematismos teóricos, que Marx [es] necesario pero insuficiente, que debemos mirar más allá de lo que la teoría nos permite y tratar de ser creativos, tal como lo es este singular y poderoso sujeto social.

En este último trabajo, Tiempos de mitos y carnaval. Indios, campesinos, revoluciones. De Felipe Carrillo Puerto a Evo Morales, Bartra nos hace una invitación para recorrer dos historias de “indios y campesinos […] que hacen revoluciones”. Por un lado, habrá de hablarnos de los vericuetos recorridos en la  particular construcción del socialismo yucateco de Felipe Carrillo Puerto, llevándonos por los caminos de la vida socioeconómica y política que existía en el campo de la península desde el siglo XIX, nos explica la manera en que estos parajes fueron convertidos en descomunales henequenales funcionalizados al capital transnacional. Yucatán se volvió monoproductora, incapaz de autoabastecerse, todos los bienes de consumo se importaban y la vida de los hombres y mujeres mayas que habitaban allí era de brutal explotación y de muerte. No será hasta 1921, luego de importantes rebeliones, de la consolidación del Partido Socialista del Sureste y de enaltecer la consigna de “Tierra y Libertad”, que se inicia un verdadero proceso de transformación social a la cabeza de Felipe Carrillo Puerto. Distribución de tierras, recampesinización, reorganización política, políticas de género y otros temas más fueron abordados con sello maya, desde pasados profundos. En este momento –dice Bartra– “el abigarramiento llega al extremo en el variopinto y excéntrico imaginario del socialismo maya, donde el idiosincrático rescate de la cultura mesoamericana ancestral se entrevera con el revolucionarismo moderno de origen galo, con la versión leninista del marxismo y con el campesinismo comunitario de Morelos; todo aderezado con un leve toque de anarquismo ibérico y una pizca de feminismo estadounidense”. (más…)

Bogotá, 8 de febrero de 2012.

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, MOVICE, convoca a las comunidades despojadas de sus territorios, a las víctimas de crímenes estatales, a los sectores sociales y de derechos humanos, a las organizaciones de indígenas, campesinas, estudiantiles y, en general, al país y al mundo, el próximo 6 de marzo de 2012, a la movilización nacional por las tierras y los territorios despojados por la estrategia estatal y paraestatal. Los lugares centrales donde se llevará a cabo la movilización serán las ciudades de Montería (Córdoba) y Villavicencio, (Meta). (más…)